armario_3

Un gran mueble a medida para ordenar

Convertir una de las paredes de una habitación en un gran mueble a medida para almacenar y que además decore es posible y hasta recomendable en todo tipo de viviendas. El orden se garantiza porque hasta muchos elementos molestos a la vista se ocultan tras un mueble diseñado y realizado especificamente para ese espacio. La simetría también contribuye a transmitir orden visual. Por ejemplo, a partir de un bloque central, un mueble puede extenderse a ambos lados con puertas cerradas y estantes en los laterales. El color del mismo mueble debe seguir la línea marcada por la decoración de la habitación en la que se ubica.

Ten en cuenta que al utilizar un mueble a medida:

  • Dejar los extremos de un mueble a medida para otras baldas vistas, lo aligera y permite tener a mano un espacio fácil y un rincón a ocupar.
  • Podemos utilizar un mueble a medida en el salón para ocultar oculta los equipos audiovisuales y los cables que acompañan a la televisión plana, lo que da sensación de orden.
  • Combinar materiales también ayuda a restar peso visual al mueble y eleva la calidad visual que ofrece el mueble en conjunto. Recuerda que esos tonos de color deben seguir la línea marcada por los otros muebles de la habitación.

Y… ¡con un mueble a medida ganemos más orden!

  • Objetivo: conseguir grandes cajones en los que almacenar de todo.
  • Una librería ordenada y bien iluminada, transmite sensación de una buena organización. También puedes optar por focos: los más prácticos son los que se pueden dirigir. Para iluminar una librería o cualquier mueble a medida de este estilo, calcula un foco por cada módulo o sepáralos cada metro.

Deja tu comentario